martes, 4 de diciembre de 2012

EL ORIGEN DE LA NAVIDAD Quinta parte

EL ORIGEN DE LA NAVIDAD Quinta parte

     Cuando se dispersaron todas esas gentes, tras la confusión en la Torre de Babel, se llevaron consigo sus cultos y costumbres paganas y demoníacas que habían aprendido de Nimrod en Babilonia. Por eso en cada cultura o civilización, hay rasgos de la cultura babilónica, como es la adoración al dios sol, a la madre (reina del cielo) y al hijo (Tammuz). Nimrod siguió viviendo en Babilonia junto a su esposa Semiramis; siguieron adorando demonios, se entregó a la astrología, a ritos ocultistas, paganos, babilónicos y que ahora son universales. Entre los cultos paganos que celebraba Nimrod era la adoración al árbol, la antigua historia nos muestra a un Nimrod, quien siempre llevaba un pino en la cabeza como si fuera sombrero…Por eso son los árboles de navidad…¿no te habías preguntado que la Biblia jamás menciona que el nacimiento de Jesús se tenía que celebrar con árboles de navidad? Bueno, ni siquiera menciona que haya que celebrarlo. Jesús lo único que ordenó es a recordar su muerte, su resurrección y su pronto regreso. Nunca habló de su nacimiento.

     Nimrod ha sido el dios pagano más venerado de todos los tiempos y en todas las culturas. En cada pueblo al igual que su esposa Semiramis ha adquirido diferentes nombres. Mucha gente sin darse cuenta sigue arraigada a costumbres babilónicas para celebrar con árboles el nacimiento del dios sol: NIMROD. Nimrod es el dios sol, Osiris para los egipcios, Horus, Ninus para los asirios, Gilgamés, Hércules, Júpiter para los romanos y el famosísimo BAAL para los hebreos, con el cual los hijos de Israel provocaron a celo a nuestro Dios. En México hace muchísimos años, se llegó a adorar como el dios sol Quetzalcóatl (para los aztecas) y Kukulcán (para los mayas), por eso los aztecas y mayas le sacrificaban humanos, pues los adoradores de Nimrod les habían hecho creer que con la sangre humana, el sol se alimentaba y brillaba con más fuerza. En la religión de los mayas se han encontrado grandes similitudes en sus ritos y cultos paganos con la que ejercían los caldeos (babilonios), incluso los españoles se admiraron de encontrar cruces, cuando ellos apenas se supone venían a evangelizar.

     Nimrod y su esposa Semiramis establecieron muchos cultos paganos, entre ellos el confesionario y el celibato de los sacerdotes. Otro nombre de Nimrod es “Moloc” quien en su honor sacrificaban niños recién nacidos. Finalmente Nimrod murió, es en los registros egipcios que encontramos relatos, acerca de la muerte de Nimrod, la cual fue violenta. Aparentemente a él, lo mató Sem, el hijo de Noé, para ajusticiarlo por sus prácticas abominables de rendir culto a los demonios. De acuerdo al relato egipcio, su cuerpo fue cortado en pedazos y quemado, los pedazos fueron enviados a diferentes áreas geográficas. Prácticas similares se encuentran en la Biblia en los libros de Jueces 19: 29 y 1ª. Samuel 11:7. La muerte de Nimrod fue muy lamentada por la gente de Babilonia. Pero aún cuando Nimrod había muerto, la religión babilónica, en la cual él tuvo una parte tan prominente, continuó y se desarrolló aun más bajo el liderazgo de su esposa.

     Si había alguien que estuviera mas profundamente preocupada por la trágica muerte de Nimrod que cualquier otra persona, ésta era su esposa Semiramis, quien originalmente de una posición humilde, había sido cultivada hasta compartir con Nimrod el trono de Babilonia. ¿Y en esta emergencia qué debía hacer ella? ¿Debía renunciar tranquilamente a la pompa y el orgullo en qué había sido criada? No. Aunque el fallecimiento de su marido había sido un rudo golpe a su poderío, no obstante, su resolución y ambición desenfrenada no estaba en forma alguna controlada. Por el contrario, su ambición cobró aún más ímpetu. No tenía límites. Durante su vida, su esposo había sido laureado como un héroe, en su muerte, ella haría que se le rindiera culto como a un dios y lo proclamó como el dios solar. Los patriarcas y el mundo antiguo en general, estaban perfectamente familiarizados con la gran promesa original del Edén y sabían muy bien que la herida del talón de la progenie prometida implicaba su muerte, y que la maldición sólo podría removerse del mundo mediante la muerte del gran Redentor. Por lo tanto Semiramis proclamó al finado NIMROD como el “Redentor” prometido por Dios a Adán y Eva en el jardín del Edén. Los seguidores de Nimrod quedaron destrozados. Temían pecar en público por miedo de que les sucediera lo mismo. Pero Semiramis, tenía otro plan, sabía que tenía el control de aquella nueva religión satánica y la convirtió en una religión de secretos. Los seguidores para que no fueran ajusticiados por Sem y los suyos, tenían que tomar votos secretos. Así comenzaron las sociedades secretas. En esta religión Semiramis y sus sacerdotes decían que ellos eran los únicos que entendían los misterios de dios, hicieron confesionarios para que los hombres y mujeres pudieran confesar sus pecados a sus sacerdotes....

CONTINUARÁ....
fuente                        >>Sexta parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada